<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=124352438084333&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Consejo de experto

Si no cuentas con capital para invertir, asegúrate de tener esto

¿Creías que lo primero que necesitabas para invertir era dinero? Te demostramos lo contrario.

Una de las primeras cosas que debe tener todo inversionista mucho antes de comenzar su carrera, no es capital, es paciencia. Sin embargo, para ser uno de los grandes, la paciencia debe estar acompañada de compromiso y un método verdaderamente infalible con beneficios que te cambien la vida. Te hablo de la inversión inmobiliaria.

 

Conoce 3 reglas de oro para iniciar una inversión sin dinero ahorrado

Estamos acostumbrados a ver los resultados y nunca el proceso. Comenzar algo nuevo no es fácil. Cualquier persona con experiencia en inversiones podrá confirmar que la parte más complicada es el inicio.

Escuchamos de multimillonarios como Warren Buffett o Elon Musk y pasamos por alto las habilidades que como personas los llevaron a reunir grandes sumas de dinero. Habilidades que si las implementamos en nuestra vida y finanzas son capaces de multiplicar tus ingresos.

Entonces, ¿se puede empezar a invertir sin dinero? Sí.

Nada sucede de la noche a la mañana y sin el factor “dinero” tomará un poco más de tiempo ver los resultados. Eso no significa que sea imposible, es por eso que hemos reunido reglas de oro para demostrarte que con habilidades como la paciencia y compromiso es posible comenzar una fortuna.

 

Regla de oro 1: Llega más lejos el que va más ligero

En otras palabras, deshazte de lo que no te deja crecer.

Algo en lo que coinciden muchos inversionistas que comenzaron con cero ahorros, es que tuvieron que hacer cambios en su estilo de vida, deshaciéndose de pertenencias o servicios que habían dejado de traerles beneficios.

Cristian Arens cuenta que a los 24 años cambió su automóvil por una motocicleta (el tráfico volvía complicado su traslado en auto, además del gasto de la gasolina) y ese fue su primer paso para ahorrar capital. No significa que hagas lo mismo. Significa que pongas en orden tu estilo de vida para detectar esas cosas que te están generando gastos vampiro; de esta forma podrás encontrar la manera de cambiarlas por cosas que te ayuden a rendir tu dinero e incluso, hagan más feliz tu vida.

Recuerda que el orden que establezcas en tus finanzas será directamente proporcional a tu capacidad de generar nuevos ingresos y abundancia económica.

Te puede interesar leer: Cómo hacer mi primera gran inversión con poco dinero

 

Regla de oro 2: Reinvertir para multiplicar

Una vez que entendemos que invertir sin dinero está más relacionado a los hábitos de vida, toca hacerse a la idea que para hacerlo funcionar al máximo necesitamos nada más y nada menos que seguir invirtiendo.

Tu inversión es la gasolina que hace mover tus finanzas. Sin combustible no es posible llegar a ningún sitio. Es decir, una vez que comienzas con la dinámica debes poner especial atención en las oportunidades que se te presenten para maximizar esas ganancias y reinvertir el dinero, siempre apuntando a rendimientos más altos. El clásico compra barato y vende con mayor margen de ganancia.

En ese sentido debes tener muy claro que el dinero para invertir es solo para eso. La idea es aumentar siempre la inversión para recibir cada vez más retorno. Como ejemplo tenemos a Warren Buffett, el maestro mundial de las inversiones, quien ha declarado que solo mantiene una liquidez del 30% porque el resto de su fortuna está invertida.

Si aún te encuentras en la etapa de reunir fondos o capital, lo importante es siempre seguir generando nuevos ingresos y buscar negocios que te brinden de un 15% a un 20% de rentabilidad por operación.

 

Regla de oro 3: Paciencia, virtud que te enseña la inversión en tierra

Todo inversionista por ley natural debe ser una persona paciente. Solo la paciencia nos permite sembrar hoy la cosecha del futuro. Se dice sencillo, pero la paciencia es una virtud que enseña la tierra y ¿qué mejor que invertir en un inmueble que además de darte los rendimientos más altos del mercado, también el paso del tiempo lo hace más valioso?

Invertir en tierra significa que estarás adquiriendo un inmueble que día a día aumentará su valor adquisitivo, es decir, valdrá más en la medida que pase el tiempo.

¿Qué mejor lección de paciencia que invertir en un terreno que simbolice tu libertad financiera? ¿Qué tal un par de lotes donde llegado el momento, puedas construir un hogar o un negocio?

Las opciones de la tierra son infinitas y la clave está en invertir una enorme suma de paciencia, compromiso y decisiones pensadas en máximas ganancias a largo plazo.

La inversión inmobiliaria es el método que crece contigo ya que te permitirá pulir tus finanzas, asegurar tu futuro y trabajar habilidades y virtudes necesarias para la vida.

Lo único que necesitas está a tu alcance con Grupo ORVE. Contacta nuestras oficinas y pregunta por la mejor forma de comenzar a invertir sin capital. Queremos ser parte de tu inicio. Confía en la inversión inmobiliaria.

Artículos relacionados

Entérate de las últimas novedades en inversión

Suscríbete al blog