<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=124352438084333&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Inversión

Qué es una burbuja financiera y por qué debes considerarla antes de invertir

Blog_Qué-es-una-burbuja-financiera

Desde finales del año pasado ríos de datos navegan por la red llevando aquí y allá información muy diversa en torno a las Bitcoins. Con solo googlear esta palabrita, podemos acceder a numerosas fuentes que se muestran entusiastas y que ven las Bitcoins como la evolución necesaria de la economía mundial. Pero así como las criptomonedas generan entusiasmo, de igual manera han producido más de una ceja alzada. Así es, a las Bitcoins las rodea un halo de escepticismo por parte de numerosos expertos en economía, que no han dudado en calificar a las monedas digitales como la nueva Burbuja Financiera.  

¿Qué es una burbuja financiera?

Según el portal El Economista, una burbuja económica, financiera o especulativa es un fenómeno que se origina cuando el precio de un activo crece tanto que se deslinda de su valor intrínseco (su valor real) y llega a alcanzar precios descomunales que obedecen únicamente a la oferta-demanda. Una vez que los precios han llegado a un tope, se produce una caída en picada (el famoso crash), dejando al activo con un precio, en la mayoría de los casos, por debajo de su valor natural. Consecuencia: las crisis económicas que más han golpeado a las economías del mundo.

La dinámica de una burbuja financiera no puede entenderse sin la especulación, que básicamente se trata de comprar un activo a un precio barato con la esperanza de que su valor suba y así poder venderlo a un mayor precio, independientemente del valor real del activo. ¿Recuerdas que durante la llegada del huracán Isidoro, de pronto, el agua purificada se agotó y “reapareció” en las tienditas de la esquina con precios desproporcionados? Eso fue especulación.

especulacion-burbuja-financiera

¿Cómo suceden las burbujas financieras?

Para explicar este fenómeno, existe una teoría muy popular pero no comprobada por medio de investigación empírica: la teoría del mayor tonto. Dice así: Un grupo de optimistas se dejan llevar por alguna innovación del mercado, sin conocer el activo del todo, y comienzan a comprar con el objetivo de venderlo con un precio más elevado a especuladores rapaces, que a su vez buscarán inflar los precios más para vender dicho activo a alguien más, y así sucesivamente. Hasta que de pronto, alguien (el mayor tonto) no puede encontrar otro comprador que pague por el activo un precio más alto. Y entonces sucede el crash.

Características de las burbujas financieras

El gran problema es que las burbujas especulativas suelen detectarse cuando ya se instaló la crisis. Y aunque el mundo esté lleno de Casandras, la profeta ignorada en La Ilíada de Homero, que vaticinan los males que están por venir, la mayoría de los entusiastas modernos, como los troyanos, ignoran las voces de la razón.

Siguiendo el análisis que el sitio Economipedia ha realizado de las diferentes burbujas económicas de la historia, podemos reconocer una burbuja económica cuando el activo en cuestión:

  • Se vuelve irracionalmente popular: invierten en él hasta los que no terminan de comprenderlo.
  • Se percibe como una innovación.
  • Existe en el ambiente la idea de que es demasiado bueno para ser cierto.
  • Tiene gran volatilidad: su valor cambia drásticamente de un momento a otro.
  • Se encuentra en etapa de experimentación pues poco se sabe de él.

que-es-una-burbuja-financiera

Veamos algunos ejemplos históricos de burbujas financieras:

Crisis de los tulipanes

La tulipomanía holandesa es la primera burbuja económica de la historia. El cuento va  así: En 1623,en Holanda, los bulbos de tulipán fueron subiendo de precio hasta alcanzar valores tan desproporcionados que muchos inversionistas llegaron a vender sus mansiones para conseguir uno. En 1637 la burbuja hizo crash.

La gran depresión de 1929

Quizá la crisis económica más estudiada y con mayores repercusiones a nivel mundial. Cuando terminó la Primera Guerra Mundial, Estados Unidos experimentó un crecimiento económico que se reflejaba en las cotizaciones de las acciones de ciertas compañías. Tal crecimiento trajo consigo un exceso de confianza. Los bancos soltaban créditos al por mayor y la gente los adquiría pensando que podrían pagar. Sin embargo, cuando llegó el momento de pagar… ¡crash! La crisis duró 7 años y sus consecuencias fueron mundiales.

La burbuja de las puntocom

A finales de los 90, en pleno auge del internet, muchísimas empresas informáticas alcanzaron valores estratosféricos a pesar de que no tenían ingresos reales. El frenesí de los inversores fue tal que muchas jóvenes empresas se hicieron millonarias, hasta que en 2002, cuando se comprobó que no eran rentables, “la burbuja de las puntocom” estalló.

burbuja-puntocom

Burbuja inmobiliaria de Japón

Después de la Segunda Guerra Mundial, Japón se reconstruyó y comenzó a crecer a un ritmo del 10% por año. Esta economía que ha sido calificada como “milagrosa”, vio su índice más alto de especulación en la década de los 80. Es famoso el relato que cuenta que el suelo debajo del Palacio del Emperador llegó a ser valuado en un precio mayor que el de toda California. En 1989 la burbuja reventó y a Japón le tomó una década comenzar a recuperarse, conocida como la “década perdida”.

La crisis de las hipotecas tóxicas

La crisis mundial del 2008 ha sido la última gran crisis de occidente, y sí, es consecuencia de una burbuja financiera. Los resultados de la caída de las bolsas se resumen en que millones de personas perdieron sus casas, el desempleo aumentó y el sistema bancario se desestabilizó. Además, como si fuera una enfermedad, la crisis de las hipotecas comenzó a transmitirse a todo el mundo.


Esperamos que con esta información al escuchar el término “burbuja económica” puedas tener una mirada más clara para que el futuro te tome con mejor preparación y puedas tomar las mejores decisiones para tu patrimonio.

Descarga la guía para invertir según tu edad

Artículos relacionados

Entérate de las últimas novedades en inversión

Suscríbete al blog