<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=124352438084333&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

No cometas estos errores en tu primera inversión inmobiliaria

Publicado el 17 de septiembre de 2018

[fa icon="calendar"] 17 de septiembre de 2018 / by Orve

 ORVE_Blog_X-errores-comunes-al-hacer-tu-primera-inversión-inmobiliaria

Si ya decidiste lanzarte de lleno a la aventura de la inversión inmobiliaria, primero: felicidades. Segundo: no desaproveches esta oportunidad cometiendo errores comunes.

Pensar en invertir es necesario en estos tiempos. Los días en los que el trabajo duro y el ahorro eran suficientes para conseguir un patrimonio han quedado atrás y actualmente, invertir en bienes raíces sigue siendo una opción rentable para asegurarse un futuro.

Sin embargo, ante la falta de experiencia en este mundo es posible cometer algunos errores que si bien como todo en la vida a veces son inevitables para aprender, es mejor ahorrarse problemas y experimentar en cabeza ajena.

Es por ello que te presentamos los errores más comunes que se pueden cometer en una primera inversión en bienes raíces:

 

1. No definir bien tus objetivos

La regla de oro de toda inversión es compra barato y vende caro. Se oye sencilla, pero es muy difícil ejecutarla si no sabemos cuál es el objetivo de cada inversión.

Define lo que quisieras hacer con la propiedad en el corto, mediano o largo plazo. No te apresures por comprar un bien inmueble sólo porque sea una “gran oportunidad”, pero no va de acuerdo a tus objetivos.

Sin nuestros objetivos, las inversiones corren el riesgo de perder valor o podemos pasar por alto las señales que nos indiquen cuándo es buen momento para vender.

Los bienes inmuebles dependen de varios factores para determinar su plusvalía y es importante que mires al largo plazo para obtener rendimientos de tu inversión.

Además, ante la falta de objetivos, es posible que te decidas por aquellas oportunidades del momento que parecerían una ganga pero que dependen de otros factores, por ejemplo la ubicación del bien inmueble y las expectativas de crecimiento de la zona.

 

2. Enamorarse de una propiedad

Otro error común es crear apego con una propiedad sólo porque nos encanta. Esto no es razón suficiente porque no mantienes una mentalidad de inversionista y, por el contrario, adoptas la posición de un particular.

Además de la ubicación y los planes para la zona, debes considerar las ganancias que esta propiedad puede generar con miras a un retorno de tu inversión. Esto implica el tiempo que necesitarás para encontrar inquilinos y las primeras utilidades que te generen.

Puede resultar tentador comprar una casas pensando que es una buena oportunidad o porque simplemente “nos encanta”. Esto generará gastos y sin una estrategia financiera objetiva es fácil perder dinero.

ubicacion-bienes-raices-inversion-inmobiliaria-orve

3.  Subestimar los gastos por mantenimiento o reparaciones

Toda propiedad necesitará eventualmente de un trabajo de mantenimiento y estos pueden alcanzar costos muy elevados si no los consideras en tu presupuesto inicial.

Es conveniente acercarse a expertos que puedan orientarte en cuanto a costos o riesgos que puedan presentar las propiedades y que necesitan solucionarse para obtener el mejor precio de renta o venta.

Considera rodearte de personal capacitado para labores comunes de mantenimiento: electricista, plomero, pintor, herrero, etc. Esto porque en muchas ocasiones un contratista puede elevar los precios de formas imprevistas.

Consigue un precio razonable y asesórate para que no gastes más de lo necesario.

 

4. No considerar todas las opciones para invertir

La inversión inmobiliaria no se limita la compra de casas o departamentos para ponerlos a la renta o esperar que estos adquieran un valor máximo para vender.

La figura de los terrenos de inversión es una oportunidad que puede ser muy rentable si se aprovecha en tiempo y forma.

Un terreno de inversión es un lote de tierra sin desarrollar pero en una zona que en poco tiempo despertará el interés de los inversionistas y que puedes vender cuando alcance un valor muy superior a tu inversión inicial.

Por ejemplo, el crecimiento de la ciudad de Mérida, principalmente hacia el norte y noreste, está generando un boom inmobiliario y esos desarrollos necesitarán terrenos para su construcción.

  • Los terrenos de inversión ofrecen alta plusvalía en el norte de Mérida que puede alcanzar hasta un hasta un 20% de rendimiento anual.
  • Los gastos de mantenimiento son prácticamente nulos.
  • La propiedad nunca pierde su valor y es fácil empezar a invertir con un capital relativamente pequeño sin necesidad de un préstamo bancario.
  • La zona norte de la ciudad está en la mira por cientos de inversionistas y empresas nacionales y transnacionales.
  • Lo único que necesitas es esperar que tu terreno alcance su valor máximo y sea puesto a la venta para algún desarrollador.

¡Pero atención! No obstante, es muy importante acercarte a inmobiliarias que te ofrezcan la mayor certeza jurídica y tengan experiencia en el cuidado de tu inversión.

Te recomendamos consultar con los expertos y analizar esta posibilidad para invertir, ya que no demandará mucho de tu tiempo y puede ser una buena experiencia para dar los primeros pasos en la inversión inmobiliaria.

Topics: Tierra

Orve

Written by Orve

Grupo de inversión inmobiliaria.

New Call-to-action

Convierte tu bandeja de entrada en tu escuela de inversión.

Artículos recientes