<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=124352438084333&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Las 5 diferencias entre un lote de inversión y un lote residencial

Publicado el 01 de marzo de 2017

[fa icon="calendar"] 01 de marzo de 2017 / by Víctor

Inv VS Res.png

Has llegado a un momento en tu vida en el que cada decisión cuenta: tu esfuerzo al fin está rindiendo frutos y estás considerando dar el siguiente paso. ¿Cómo asegurar un patrimonio que puedas heredar a tu familia? Es momento de invertir. 

Una excelente opción para obtener un respaldo económico  y generar rendimientos a largo plazo es la compra de lotes y terrenos que te darán un patrimonio que incluso puedes heredar a tus hijos. Pero recuerda: no es lo mismo gastar que invertir.  Antes de tomar una decisión, déjanos contarte que hay dos tipos de terrenos que puedes adquirir:

¿Sabes en qué se diferencian estos dos tipos de propiedades? Aquí te lo explicamos:

1. Construcción y estructura

lote residencial.jpg

Los lotes residenciales son terrenos urbanizados, pensados para ser habitados de manera inmediata o próxima. Usualmente cuentan con un espacio adecuado para construir una casa a tu medida, sin preocuparte por la urbanización. Estos lotes son perfectos si lo que quieres es construir para vivir en el corto plazo. 

Captura de pantalla 2017-02-03 a las 9.19.53 a.m..png

Los lotes de inversión son terrenos sin ningún tipo de construcción, sin urbanización ni servicios. Básicamente es la tierra virgen que espera pacientemente por un inversionista que reconozca su valor y lo compre, ya que con el paso del tiempo traerá grandes rendimientos. Ésta es la opción perfecta si lo que realmente buscas es invertir. 

2. Valor de la propiedad

inversión inicial terreno.jpg

El precio de ambas propiedades también varía considerablemente:

  • Un lote residencial tiene un costo de adquisición muy elevado, pues al adquirirlo estarás pagando la infraestructura, el tiempo y la ganancia de la constructora. 
  • En cambio, puedes adquirir un lote de inversión de mayor tamaño y a un precio muy accesible, garantizando que ese terreno subirá su valor y multiplicará tu inversión con el tiempo. 

Piensa, por ejemplo, en terrenos al norte de Mérida. Hoy, un lote residencial de 405 m2 en la colonia Montebello puede costar $1.4 millones de pesos, mientras que un lote de inversión con las mismas medidas pero ubicado a 15 minutos de Mérida costará $27,945. 

3. Gastos de mantenimiento

mantenimiento terreno.jpg

  • Si decides comprar un lote residencial debes tener en cuenta que los servicios de  agua, luz o predial serán más altos. 
    Considera también que muchos lotes residenciales se encuentran en desarrollos que solicitan una cuota de mantenimiento, lo que encarece aún más el terreno.
  • Un terreno de inversión es mucho más fácil de mantener, ya que requiere poco tiempo y dinero para su cuidado. Prácticamente te olvidarás de pagar servicios (el pago del predial, por ejemplo, se estima en $15-$20 pesos).
    Esto significa: mayor rendimiento sin necesidad de administrarlo. 

4. Inversión y rendimientos.

rendimientos.jpg

Casas o lotes residenciales.

Al tener un desembolso inicial mucho mayor, la plusvalía obtenida no se compara con los rendimientos que un lote de inversión puede generar.

Lote de inversión.

En este caso, al ser una propiedad mucho más económica no necesitas tener gran liquidez económica. Si sabes esperar a que llegue el momento adecuado, tu inversión te dará altos rendimientos, superando con creces la plusvalía de una casa construida en un lote residencial.

5. Tiempo de retorno de inversión

tiempo de retorno.jpeg

  • Debido a su alto costo de adquisición, recuperar la inversión al adquirir un lote residencial no será un proceso rápido. Muchas veces, al querer vender el lote tendrás como competencia a una desarrolladora con mejores condiciones de venta que tú.
  • Con un lote de inversión puedes comprar un terreno a un excelente precio, en una buena ubicación y que prácticamente se quede ahí, a “madurar”  hasta que llegue el momento en que lo puedas vender con mucho más rendimiento. 

Como puedes ver las diferencias son muchas, pero se resume a una decisión muy simple: gastar para vivir, o comprar para invertir.  

Siempre vale la pena hacer una planeación adecuada y acercarse a un asesor  que te pueda ayudar a descifrar cuál es la opción que más te conviene a ti, a tu futuro y al de tu familia.

Topics: Tierra, Inversión

Víctor

Written by Víctor

Convierte tu bandeja de entrada en tu escuela de inversión.

Artículos recientes