<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=124352438084333&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Inversión

5 señales de que la inversión inmobiliaria no es para ti

Blog_Señales-de-que-la-inversión-inmobiliaria-no-es-para-ti

En el mundo de las inversiones existen muchos tipos de personas, pero podemos identificar dos grandes tipos: los que tienen visión a largo plazo y los que no tanto...

En artículos anteriores te hemos dado múltiples razones por las cuales invertir en lotes es una oportunidad única; sin embargo, también hay que reconocerlo: este tipo de inversiones podría no ser para cualquiera.

Se trata de un tema para el cual hay que estar preparado, conocer las variables involucradas y “decidirse”; sin embargo, existen ciertos aspectos que pueden jugar en contra al momento de considerar una inversión en el sector inmobiliario.

Si alguno de los siguientes puntos te suena, tal vez los lotes de inversión no sean para ti en este momento. Continúa leyendo, antes de decidir cuál es el instrumento que te ayudará en tu camino a la estabilidad económica:

 

1. Confías más en el sistema monetario y el dinero “líquido”

Cada vez son más las noticias y los expertos que señalan que la inestabilidad de los mercados es un motivo fuerte para buscar nuevas opciones de inversión. Y si a eso se le sumamos la inflación

A pesar de lo anterior, todavía hay muchas personas que tienen una gran fe en nuestros sistemas monetario y financiero. Si eres uno de ellos y en vez de invertir en un bien con rendimientos a largo plazo, prefieres utilizar servicios bancarios para ahorrar, lo que te resta es seguir muy de cerca las noticias y esperar que tu capital no pierda su valor año tras año. 

pexels-photo-164497

2. Piensas que tienes que elegir entre invertir y tu jubilación

Relacionado un poco al punto anterior, los instrumentos bancarios para la jubilación son confiables... hasta que llega una crisis financiera y sales perjudicado. A pesar de esto, es un error pensar que tienes que elegir entre una cosa y la otra.

Adelantarse a una crisis y al gasto que involucraría hacer frente a esta, cambiando de bancos o contratando seguros para ello, no sólo es necesario sino un paso obligatorio si realmente quieres dejarle capital a tus familiares cuando ya no estés.

Pero, ¿cómo ir un paso al frente? Una opción es complementar el gran esfuerzo que probablemente estás haciendo hoy para aportar a tu fondo de retiro, con una inversión inmobiliaria inteligente.

 

3. Prefieres ahorrar “bajo el colchón” y “en corto”

Por sorprendente que parezca, todavía hay personas que piensan que no necesitan invertir, no utilizan instrumentos bancarios y tampoco están planeando su retiro.

En ocasiones estas personas sí tienen alguna idea de lo que esperan lograr con su capital, como manejarlo de manera personal y en el corto plazo. Los lotes de inversión podrían no ser una opción para ellos, ya que no verán los beneficios de manera inmediata.

rawpixel-com-602154-unsplash

4. Buscas trabajar junto con tu dinero

El negocio de los terrenos no involucra labor de administración ni mantenimiento constante del inmueble, así que tampoco es recomendable para quien quiera ver en primera fila “cómo se mueve” su dinero.

Caso contrario de quienes tienen poco tiempo libre, por el trabajo y demás proyectos. Si eres uno de ellos, es mucho más práctico poner a los activos “a trabajar” por ti, apostándole a un bien tangible de rentabilidad segura en el largo plazo. Aquí entra en juego la famosa "plusvalía" y que cada día aumenta: en una zona con potencial de crecimiento, el rendimiento puede ser hasta del 20% ¡anual!

 

5. Deseas construir a corto plazo y supervisar constantemente tu terreno

Por último, pero no menos importante, también existe el caso de personas que sí están de acuerdo en todo lo que ya te hemos platicado, sin embargo prefieren invertir en un lote ya establecido, de tipo residencial.

En este caso los lotes de inversión tampoco serían la opción más recomendable, porque usualmente se trata de terrenos con acceso limitado y para proyectos a largo plazo.

En este sentido, definitivamente tampoco son recomendables para inversionistas que desconfíen de los estudios de prospección, los cuales usualmente designan a estos terrenos como “diamantes en bruto” por la explosión demográfica de la ciudad.

Aunque, ojo, hay algo que debes tener muy claro: el costo de un terreno residencial es bastante más alto que el un lote de inversión, al igual que su mantenimiento (como ya te mencionamos, en los lotes de inversión es casi nulo).



¿Te identificaste en alguno de estos puntos? No te preocupes: aunque la inversión inmobiliaria pueda no ser para ti en este momento, si estás leyendo esto es porque estás a buen tiempo de evaluar todas tus posibilidades de acuerdo a tus objetivos. Será un gusto seguir orientándote sobre estos temas de interés para ti, tu patrimonio y el de tus seres queridos.
Descarga la guía para invertir según tu edad

Artículos relacionados